DIFERENCIA ENTRE EL CARGO DE SOCIO Y EL DE MIEMBRO DE LA JUNTA DIRECTIVA EN SOCIEDADES ANÓNIMAS

GENERALIDADES 

    En Costa Rica, existe una práctica muy común en relación con la constitución de sociedades anónimas, la cual consiste en incluir en la Junta Directiva como Presidente, Vicepresidente, Secretario o Vocal a las mismas personas que son los socios que hacen los aportes ya sea de dinero, valores de comercio o bienes para ser socios de la sociedad y constituir la misma.

     Esto debido a que muchas de las sociedades que se constituyen en Costa Rica están conformadas por familias o amigos que las conforman para formalizar procesos de realización del comercio que han iniciado de manera informal, o bien como una opción para alcanzar la protección de sus bienes de las eventuales responsabilidades que puedan derivar por deudas o bien una mala administración de la sociedad.

     Los socios ocupan entonces los puestos de la Junta Directiva, y se asocia una identificación de la calidad de socio con el desempeño de un puesto en la Junta Directiva. Esto por cuanto hay que recordar que tanto los puestos de la Junta Directiva, como los socios pueden ser personas físicas. (en este apartado hay que tener en cuenta que una sociedad también puede constituirse a través de su representante legal como socio de otra sociedad).

DE LA CALIDAD DE SOCIO 

    El Código de Comercio establece en los artículos 140-147 un desarrollo relacionado con lo que se ha denominado la “calidad de socio”. La misma se obtiene ya sea a través del Pacto Constitutivo o lo que se conoce como “escritura de constitución de la sociedad”, o bien por la cesión de las acciones a favor de una persona que adquiere las mismas pagando su valor.

     El socio acredita su calidad como tal a través de un título denominado “acción”. La acción se define por el Código de Comercio como “el título mediante el cual se acredita y transmite la calidad de socio. Las acciones pueden ser comunes o preferentes, y las mismas pueden ser emitidas en moneda nacional o extranjera.

     El tema de asimilación que se efectúa por los miembros de las sociedades anónimas entre ser miembro de la Junta Directiva y ser socio, se origina precisamente en el hecho de que al momento de constituirse las sociedades se interpreta en ocasiones, que el hecho de ser socio implica necesariamente ser miembro de la Junta Directiva. Este hecho no es tal, sino que la realidad es que las sociedades pueden nombrar en su Junta Directiva, ya sea total o parcialmente, a personas físicas que no son socios de la sociedad.

     La explicación más práctica para esta situación es aclarar a las personas que se presentan a constituir una sociedad, que el aporte de bienes, dinero o valores para representar el capital social de la empresa les acredita como socios de la sociedad, y si lo consideran conveniente, pueden también ser miembros de la Junta Directiva. Con este tema claro, conviene entonces explicar a los constituyentes de la sociedad que existe la opción de que para los cargos de la Junta Directiva se puede nombrar a personas distintas a los socios, los cuales ejercerían un cargo de Administración según el puesto asignado a cada persona por los socios, en la sociedad anónima. Puede ser que sólo se nombre un presidente que no sea socio, y los demás cargos sean ocupados por socios en la Junta Directiva, o bien que la totalidad de la Junta Directiva esté compuesta por personas físicas distintas a los socios que constituyeron la sociedad.

      Cabe aclarar, que las acciones emitidas deberán tener su correspondiente registro en el Libro Registro de Accionistas, en el cual, y según las explicaciones realizadas, detallará solamente el porcentaje de participación de cada socio en la propiedad del capital social. No deberá referirse bajo ninguna circunstancia a las personas que sean nombradas como miembros de la Junta Directiva, si éstos son distintos a los socios.

     Una vez constituida la sociedad, y aclarado el tema de la diferencia entre ser socio y ser miembro de la Junta Directiva, se debe señalar que, a efecto de distribución de utilidades de la sociedad, únicamente aquellos que ostenten la calidad de socio pueden participar de la distribución de las ganancias.

     Además, es importante indicar que sólo los socios tendrán derecho de acudir a las Asambleas de Accionistas, la cual es el órgano máximo para la toma de decisiones de la sociedad. Los miembros de la Junta Directiva que no son socios no tienen derecho a exigir la participación en las Asambleas de socios.

     El artículo 153 del Código de Comercio señala al respecto: “ARTÍCULO 153.- Las asambleas de accionistas son generales y especiales. Las generales podrán estar integradas por la totalidad de los socios; las especiales, sólo por socios que tengan derechos particulares; las generales son ordinarias o extraordinarias.”

DIFERENCIA ENTRE LA CALIDAD DE SOCIO Y EL NOMBRAMIENTO EN LA JUNTA DIRECTIVA

     La diferencia entre la calidad de socio y el nombramiento de una persona en la Junta Directiva queda aún mas clara si se valora lo indicado en el artículo 155 inciso c) del Código de Comercio, el cual indica en lo que interesa: ARTÍCULO 155.- Se celebrará una asamblea ordinaria por lo menos una vez al año, dentro de los tres meses siguientes a la clausura del ejercicio económico, la cual deberá ocuparse, además de los asuntos incluidos en el orden del día, de los siguientes: a..) b)… …c) nombrar o revocar el nombramiento de administradores y de los funcionarios que ejerzan vigilancia.

     Como podemos observar, la Asamblea de socios puede nombrar o revocar los administradores o a los funcionarios que ejercen la vigilancia de la sociedad. Pero la Asamblea de socios no puede despojar a un socio de su calidad de tal.

     Por ello, es importante aconsejar a nuestros clientes con respecto a este tema tan relevante, para que no exista por parte de los socios que no sean apoderados de la sociedad o bien miembros de la Junta Directiva, actuaciones que se realicen más allá de sus potestades legales, las cuales se otorgan tanto por el Código de Comercio, como por el Pacto Constitutivo. Esto para evitar eventuales responsabilidades o procesos legales que afecten tanto a la sociedad, como a los administradores o a los socios.

      Aristalegal es una Oficina que se ocupa de la consejería precisa y oportuna en el tema de constitución de sociedades anónimas. Contáctenos, para que al momento de constituir su sociedad reciba el consejo legal más adecuado y conforme a sus necesidades de negocio, ya que nos ocupamos de asesorar a nuestros clientes de forma clara y profesional. Estamos a sus órdenes.

Iniciar chat
1
Bienvenido a Arista Legal!
Arista Legal
Bienvenido a Arista Legal! Iniciar Chat